Archive for August, 2010

Geelbe, la vida después de Google

Wednesday, August 18th, 2010

Gonzalo Alonso, ex director de Google Latinoamérica, nos revela su nueva apuesta: Geelbe, un ambicioso club privado de compras por Internet que buscará revolucionar el E-commerce en México.

Por Mauricio González Lara 

El informante, la película de 1999 dirigida por Michael Mann y estelarizada por Russell Crowe y Al Pacino, contiene una secuencia clásica con la que todo ejecutivo podría sentirse identificado. Lowell Bergman (Pacino), productor ejecutivo del programa periodístico 60 minutos, se encuentra en una encrucijada: abandonar CBS a manera de protesta contra un acto de censura hacia su programa, lo que implicaría perder un alto sueldo y todas las ventajas de ser el líder de uno de los shows de noticias icónicos de Estados Unidos, o aceptar los lineamientos de su televisora y no transmitir un reportaje que devela cómo las tabacaleras manipulan químicamente los cigarros para tornarlos más adictivos.

El dilema, más allá del conflicto moral, es universal: Bergman sabe que su poder radica en ser el productor de 60 minutos; es decir,  a quien le contestan el teléfono es al productor del programa de TV, no a Lowell Bergman. Una vez fuera de 60 minutos, va a ser un periodista más, destinado a construir algo de envergadura más pequeña y con las múltiples complicaciones de lo nuevo. El miedo es entendible: pocas cosas más complicadas que abandonar un papel predominante en el juego corporativo para asumir una aventura emprendedora.  Por más gratificante que sea construir algo propio, o lo exitoso que pueda ser el emprendimiento, siempre habrá un momento de duda similar al experimentado por  Bergman: ¿me contestarán el teléfono? 

Es por ello que el caso de Gonzalo Alonso resulta interesante: tras una notable carrera corporativa en Microsoft y Google, donde fungió como el director de la región de Latinoamérica, Gonzalo ha incursionado en una serie de negocios donde ya no opera amparado bajo el nombre de una gran marca. Su apuesta más reciente es Geelbe (www.geelbe.com),  un club privado de compras por Internet donde sólo se puede ingresar a través de la invitación de otro usuario. Además de la idea de exclusividad transmitida por la dinámica “members only”, Geelbe centra sus argumentos de venta en dos factores: uno, sus miembros pueden acceder a  campañas de ventas de marcas reconocidas con descuentos que llegan hasta el 70% con respecto a los precios del mercado tradicional; y dos, toda la logística del el envío corre a cuenta de Geelbe, que  en las antípodas  de ser un mero vinculador con marcas, actúa también como almacén y distribuidor.

Entrevistamos a Alonso, Country manager e inversor de Geelbe México, para que nos precisara algunos puntos sobre su nueva apuesta y nos dijera cómo es la vida después de Google.

Lo primero que llama la atención de Geelbe es que no es un mero “agregador” de marcas. Todo el proceso corre por su cuenta, incluido almacenamiento y envío.

Es que en realidad Geelbe no es una compañía de Internet, sino una empresa de logística que se encarga de negociar los mejores precios con las marcas con las que nos aliamos, y sobre todo de entregar los productos a tiempo. ¿Cuál ha sido la Oferta Pública Inicial (IPO) en Latinoamérica que con una pierna en Internet ha llegado a Nasdaq en los últimos 10 años? Mercado libre. Nuestro modelo cuadra muy bien con el suyo, con el diferenciador de que en  Mercado libre puedes encontrar lo que quieras; con nosotros, en cambio, los parámetros para seleccionar las marcas son mucho más altos y selectivos. Eso sí, la clase de descuentos con las que vas a poder comprar esas marcas no los vas a poder encontrar en ningún lado. Las posibilidades son inmensas, porque la estrategia es competir en función de la calidad de las marcas y los descuentos, y no en función del aspecto de Internet. En México, el E-commerce aún está bajo la lógica de pelearse por las migajas del pastel.

En  Geelbe nos queremos saltar las migajas e ir por el pastel. ¿Qué quiere decir esto? Ofrecer descuentos y productos autosuficientes para que los clientes no piensen en otro lugar que no sea Geelbe para hacer esa clase de transacciones. Nosotros, en ese sentido, competimos contra el mercado, y no sólo con el segmento de Internet. De hecho, los inversores de Geelbe poseen tanto visión online como offline. La meta es el mercado latinoamericano, ya estamos en Argentina y México, y esperamos que un futuro próximo operemos en otros países de la región. Lo mejor que le pudo haber pasado a México es estar junto a Estados Unidos, pero también ha sido lo peor. El 50% del E-commerce de México se realiza en Estados Unidos y en 4 sitios muy conocidos. En Geelbe, por ahora, vamos a jugar con el otro 50%, con personas que creen más en las marcas de los productos que en los sitios donde se compran esos productos. Las personas que nos estamos orientando al E-commerce en México tenemos una responsabilidad gigantesca, pues aún estamos en una etapa en la que no podemos darnos el lujo de brindar una mala experiencia de servicio. Con una empresa que falle y dé una mala experiencia se corre el riesgo de perder un consumidor que dudarán regresar a Internet para efectuar su compra.

¿Cómo te sientes ahora que lanzas un emprendimiento propio y no cuentas con los “súper poderes” de ser director de Google Latinoamérica?

Tengo un amigo que lo define muy bien: cuando estás en un corporativo es como si tuvieras un gran apellido de casado. Antes era Gonzalo de Google, o Gonzalo de Microsoft. Ahora cuento con las libertades del soltero: mi equipo es más pequeño, pero  mucho más dinámico y crítico. Se comunican de manera más efectiva conmigo. Tenemos que aprender mucho, pero la experiencia ha sido satisfactoria e interesante. El país también influye en la percepción.  Argentina, al estar alejado de Estados Unidos, ha desarrollado más su agenda digital, pues la única manera de hacer las cosas es a través de establecer un negocio, e Internet potencializa eso. México es un país más corporativista. Aquí se encuentran las grandes trasnacionales y los altos puestos, lo que contribuye a que la aventura de ser entrepreneur se vuelva más riesgosa. Es más, yo te diría que aquí no es del todo bien visto ser emprendedor, la gente ve mejor que seas parte de una compañía establecida. En Argentina y Brasil, en cambio, es algo más natural. Ahora, yo he invertido y aconsejo a muchos emprendimientos. Ahora estoy concentrado en Geelbe porque la meta es ambiciosa: revolucionar la forma en cómo vemos las compara en línea, con marcas aspiracionales y descuentos atractivos. Eso es lo que hoy me apasiona.

+Este  artículo se publica en la edición de septiembre de la revista Deep. Acá una versión en video realizada especialmente para ProdigyMSN: