Radiohead destruye al CD

Por Mauricio González Lara

 

En los 80, mi hermano era DJ, no la clase de artesano que ahora se ve en los antros electrónicos o en las listas de popularidad de la música dance, sino un sonidero de ambiciones modestas que simplemente disfrutaba pinchando discos. Gracias a mi hermano, me pasé toda mi infancia y adolescencia jugando y durmiendo a lado de varias cajas de discos de vinil. Me gustaban esos discos; lucían como algo valioso que demandaba aprecio y respeto. Por eso, cuando el CD, o disco compacto, se convirtió en el nuevo estándar de consumo, si bien se ganó en espacio y calidad de audio (con sus asegunes, pues como los enterados saben, el rock suena más vibrante en vinil que en digital), sentí que algo se perdía: no sólo en lo referente al arte que ilustraba las portadas de los vinilos, y que carecía de todo sentido en las dimensiones reducidas del CD, sino que el mismo trato hacia los discos cambió: era como si hubieran dejado de importar como iconos de afecto para tornarse en algo mucho más prosaico.

Conozco a muchos que protegen como oro su colección de vinilos; no conozco a nadie que sea particularmente celoso de sus CD’s. Sobre todo ahora que, como consecuencia del avance tecnológico, el periodo de vida útil del CD se ha acortado de manera dramática; es decir, cualquier melómano que cuente con el poder adquisitivo suficiente para comprar una computadora y un iPod, hoy únicamente compra el CD para descargarlo en el iTunes. Una vez realizado el proceso, el CD se guarda y no se vuelve a usar. ¡Yo cuento con alrededor de 1,800 CD’s que casi nunca uso! Mi computadora está conectada al sistema de sonido; es lo más cómodo del mundo: cuando hago una fiesta, la gente selecciona lo que quiere oír en la laptop (y si no lo encuentran, se conectan a Youtube.com y ponen el video). El reguero de CD’s tirados junto a vasos y colillas de cigarro es ya una memoria borrosa que ahora asocio con mis escapadas veinteañeras. Es más, la única razón por la que adquiero CD’s es porque en nuestro país no opera la tienda de iTunes (que permite “downlodear” casi cualquier canción de cualquier disquera por 99 centavos de dólar); si operara, ya no compraría CD’s, a los cuales nunca les vi ningún valor como objetos en sí mismos. El CD es un producto malo y caro que merece perecer. Las tiendas discográficas lo saben, las compañías disqueras lo saben y los músicos lo saben, aunque sólo estos últimos parecen estar haciendo algo al respecto.

El pasado 10 de octubre, la banda británica Radiohead, el grupo popular de rock más vanguardista y talentoso de los últimos 10 años, lanzó al mercado In Rainbows, su nuevo álbum. El disco, un triunfo absoluto en términos artísticos, pasará a la historia como el inicio del fin del CD. ¿Por qué? Radiohead, en plena comprensión económica de la tecnología como herramienta para eliminar intermediarios, se saltó a todos: a las compañías discográficas, a las tiendas, al disco compacto y hasta la noción misma de la fijación de precios. Sencillamente puso el disco a la venta en su sitio y dejó que sus fans lo bajaran por la cantidad que ellos quisieran.

¿Que vale 20 libras? Perfecto, que descuenten de la tarjeta de crédito 20 libras. ¿10 libras? Vale, 10. ¿0 libras? Bueno, ok, también se puede bajar el disco por 0 libras, gratis y desde cualquier parte del mundo. El disco apenas tiene una semana de haber salido y ya cuenta con 1.5 millones de downloads. Y aunque todavía no dan el informe oficial, varias fuentes cercanas a la banda aseguran que el precio promedio es de 6 a 8 libras, lo que significa que los fans apreciaron el gesto de la banda liderada por Thom Yorke y optaron por pagar un precio bastante cercano a lo que hubiera costado en las tiendas. Este es el evento más importante del año en la industria del entretenimiento; un éxito rotundo que tiene temblando a muchas personas. Sólo es cuestión de meses para que otros artistas populares cuyo contrato con las disqueras esté a punto de vencer sigan el ejemplo de Radiohead. ¿Quién garantiza que en menos de un lustro Madonna, Justin Timberlake o bandas que han hecho del Internet su principal brazo de promoción, como Café Tacuba, no hagan lo mismo?

No creo que esto necesariamente suponga el fin de las compañías discográficas; nada más músicos muy consolidados podrían aplicar la estrategia Radiohead, cualquier otro artista emergente siempre necesitará de recursos económicos y promocionales que hasta ahora sólo una disquera formal puede ofrecer. Sí implica, sin embargo, una redefinición diametral de la manera en que se distribuye y comercializa la música, lo que incluirá, como conclusión inevitable, el fin de la era del disco compacto. El CD está muerto, simplemente no sabemos con exactitud la fecha del funeral. (F)

P.D. Por cierto, México fue uno de los países que registró un mayor número de descargas de In Rainbows, lo que demuestra una vez más la importancia estratégica del mercado mexicano en el esquema global del entretenimiento. Por eso, pregunto: ¿cuándo vamos a ver iTunes México?

10 Responses to “Radiohead destruye al CD”

  1. Julieta Binot Says:

    Wow!…wow!!!….wow!!!…. siempre me deja usted con la boca abierta !!

    Antes que nada, déjame felicitarte por esa excelente página (Alta Empresa)… de verdad siempre ha sido un placer leerte y ahora lo voy a hacer más seguido… bieeeen!!!

    Mil besos!!!”

  2. Ricardo ABN Says:

    Tengo que aceptar que me quede con las ganas de la opinión musical, así que esperaré un copmplemento eh jajaj, por cierto un gusto en klaxons.

    Ahora sí, acerca del blog, lo resumiría en lo que pensé desde que ví el blog en el que jonny explica el lanzamiento. Una patada a la industria, y muy merecida.

    saludos!”

  3. Nowhere Man Says:

    Tarde o temprano iba a suceder, y siempre tuve la idea de que Radiohead estaria a la cabeza. Siempre van un paso adelante, por esa y una infinidad de razones mas, Radiohead es ya, al menos apra mi, la banda más importante de los ultimos tiempos.

    Saludos!!

  4. Yo soy la vaca! Says:

    A mi me gusto cuando le oprimes al signo de admiración y sale “It’s up to you” con el signo de interrogación, de nuevo, al lado.
    Le picas de nuevo y sale “No, really, I’t’s up to you”
    Cuando la musica/mercadeo/diseño grafico son arte…

  5. Hpita Says:

    CD esta muerto, les comparto las patadas de ahogado de EMI
    “The recorded music industry … has for too long been dependent on how many CDs can be sold,” writes Guy Hands, EMI’s chairman. “The industry, rather than embracing digitalization and the opportunities it brings for promotion of product and distribution through multiple channels, has stuck its head in the sand. Radiohead’s actions are a wake-up call which we should all welcome and respond to with creativity and energy.”
    Mau otra vez congrats.

  6. Dulce Says:

    Cierto. Radiohead le dio una estocada a la industria internacional. Tan sólo en México compañías como Emi Music y Sony BMG han estado liquidando personal en todos los niveles. Sin embargo, creo que más allá de que las disqueras desaparezcan, lo que está provocando esto es simplemente un equilibrio que hace mucho tiempo creíamos imposible. Las grandes están perdiendo las excesivas ganancias de hace unos años, mientras las independientes se han fortalecido.
    iTunes México se ve todavía lejano, y no por el interés de Apple, como alguna vez me dijo el director regional, sino porque las leyes mexicanas y las compañías transnacionales quieren conservar un feudo que cada vez apesta un poco más.

  7. alexandayzer Says:

    simplemente el cd se unira a sus antecesores como el cassette, el vinil, minidisc,walkman etc…en la fosa septica donde nadie reclama los cadaveres, como bien se dijo el pricipio de un nuevo fin

  8. Rene Says:

    Yo no preguntaría cuando llega itunes a México, yo preguntaría cuando regresa Radiohead a México. 15 años y esperando.

  9. Dr. Javier Marias Says:

    Mauricio

    Checa este video y sobre todo la party al final ;)

    http://www.youtube.com/watch?v=HrzeiUvDZog

    Asi seran tus fiestas en el futuro.

    Saludos!

    Javier Marias

  10. Mauricio González Lara Says:

    Ja ja. ¡Alucinante! Aunque espero que no sean tan ascépticas y que la gente no se vea tan perfecta. salu2!

Leave a Reply